Lunes, 08 de mayo de 2006
La inocencia se va perdiendo en forma lenta, y hay quienes - en algunos aspectos - no la pierden nunca (lo que muchas veces es -seguramente- preferible).
Por ejemplo cuando somos peque?os nos llenan la mente de ideas y fantas?as que las tradiciones van dejando a nuestros predecesores, y ?stos nos las transmiten, por supuesto, con todo su cari?o, a?n cuando en general se sabe que se nos est? mintiendo.
Cuando somos j?venes y si afortunadamente podemos contar con todas nuestras energ?as f?sicas, seguramente la vida transcurrir? de manera normal y en muchos casos deliciosamente, y no tengamos en cuenta lo real u irreal de muchas historias.
Pero ocurre que cuando te pones a profundizar en los temas -poco a poco - te van cayendo las fichas de como se te ocurre que son las cosas verdaderamente, y efect?as tus propios an?lisis; entonces suele ser tarde para creer o apoyarte en muchas de aquellas cosas que te han dicho que eran de una manera y resulta que t? las est?s viendo de otra, e incluso experiment?ndolas en forma diferente.
Y a medida que pasan los a?os y ya no suele ser la misma la energ?a de tu cuerpo y de tu mente, y adem?s no encuentras puntos firmes de apoyo para levantar el esp?ritu (pues el hombre a?n no puede terminar de conocer el secreto de su existencia), es el momento m?s duro y si bien te quieres agarrar de las paredes, se te destrozan las u?as y finalmente terminas cayendo al vac?o (o simplemente asumes que deber?s resignarte hasta el punto donde lo intangible e invisible pueda convertirse en real en tu pensamiento).

Tags: Se pierde la inocencia

Publicado por Gheoaleg @ 17:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios