S?bado, 05 de enero de 2008



Sal? a la intemperie de la noche
que cuajada de estrellas se encontraba,
para buscar en la espesura del espacio
aquel agujero negro que tanto me hechizaba.


Supe ver entonces su cautivante profundidad
haciendo alarde de misterios escondidos,
pude notar que era tan tierno y tan rom?ntico
como el astro que en la oscuridad se halla encendido.


No dej? de fijar mi vista en ?l
pareci?ndome ver que ?ste giraba,
y al quedar ensimismado por sus vueltas
not? de pronto que su fuerza me atrapaba.


Cuando estuve parado en su contorno
logr? sentir placer m?s que infinito,
y dej?ndome llevar por su rodar
mi voluntad cejo de pronto con un grito.


Perd? las fuerzas pero no el sentido
y vi brillar sus chispazos aguijados
que rozaban mi cuerpo como afilados diamantes,
cortando -cual cristal- mi esp?ritu embrujado.



Poema por Jorge Horacio Richino - En Buenos
Aires a los 21 d?as de Diciembre de 2007.
Todos los derechos reservados.




y otras p?ginas del autor.




Tags: Misterios agujero negro

Publicado por Gheoaleg @ 23:04
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios