Jueves, 22 de mayo de 2008

Cuando desees, por tus necesidades, pedir alguna cosa a un Ser Supremo; llámese Dios, Jehová, etcétera. No es malo que lo hagas, pero no te quedes solo esperando que el milagro o tu pedido se cumpla tan facilmente.
Tú también debes hacer algo (yo diría, más bien, que hagas muchas cosas de tu parte) para que lo que pides se pueda alcanzar con mayor seguridad.

Jorge Horacio Richino.


Tags: La fe

Publicado por Gheoaleg @ 22:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios