Lunes, 16 de junio de 2008

De que me sirve que me adulen aquellos que lo hacen por obligación:

1) De nada, porque el resto de la gente se da cuenta que es algo falso.
En consecuencia es mejor resistirse a este tipo de adulación.

2) Y tampoco le sirve a los que se transforman en vehículo de esta falsa adulación, muy por el contrario pueden llegar a sufrir por defender una idea que bien puede no parecerles correcta. Como también se hacen prisioneros de un sistema que no los conduce a nada positivo para su futuro y mucho menos cuando deban rendir explicaciones a sus hijos y nietos de sus opiniones y acciones pasadas.

En consecuencia es preferible decir y apoyar solamente aquello que nos parece correcto.

A todas las personas, en general, les dejo este consejo con respeto y humildad para que recapaciten en que no hay nada más satisfactorio que defender aquello que verdaderamente se siente con el corazón y con el pensamiento.

Jorge H. Richino - Escritor de la web


Tags: Fáciles de distinguir.

Publicado por Gheoaleg @ 16:03
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios