Domingo, 03 de enero de 2010

Bien se podría decir que el arte de combinar las palabras es "La Poesía", aunque también podría ser "La Prosa".
Si de poesía se trata, se hace cada vez más difícil llegar a los sentimientos más sublimes de los lectores ya que las palabras bellas empiezan a desaparecer del lenguaje habitual de la gente y se van incorporando otras que -a fuerza de decir verdad- están más directamente relacionadas con hechos, situaciones, y cuestiones, con características bastante menos afables.
Entonces ocurre que al dejarse de lado vocablos que se referían a cuestiones de carácter bello o romántico, se pierde el interés por leer un conjunto de
términos que ya no llaman la atención ni se utilizan por el común de la gente.
Eso no quiere decir que el compositor o poeta deje de tener habilidad para tratar de conmover a su lector con los medios que tiene a su disposición; pero lo cierto es que se ve limitado en sus posibilidades.
Tengamos en cuenta que para llegar al espíritu o los sentimientos de todo ser humano, existe un número determinado de palabras (las de uso habitual) para con ellas lograr una obra que llegue al corazón de los lectores -y teniendo en cuenta todo lo ya escrito en esta materia- la situación se transforma, además, en algo mucho más complejo.

Jorge Horacio Richino.

Tags: Arte de combinar palabras

Publicado por Gheoaleg @ 20:06
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios