Jueves, 29 de diciembre de 2011


Golondrinas que quizás no volverán.


Las que una vez fueron oscuras golondrinas,

en realidad fulgían más que en estos tiempos;

aquellas mismas que su vuelo detenían

y que tal vez mañana no puedan hacerlo.

Porque el mundo ha cambiado su sistema

y la polución habita en todo cielo;

y estas aves se verán más renegridas

hasta el punto de creer que están de duelo.


Los jardines son recuerdos del pasado

en las actuales urbes tupidas de cemento

y cuajadas están las paredes de las casas

por el agua, el sol y el paso del tiempo;

y ahora vemos temblar los edificios

al rodar de vehículos por calles devastadas

y caer como castillos de arena

fincas que otrora estuvieron habitadas.


Es muy duro dar a luz estas palabras

a los lectores que pudieran recibirlas,

pero quizás ayuden a despertar conciencia

para que nunca más estas cosas se repitan.

Y delante de un altar y de rodillas,

deberíamos pedir a Dios nos conceda la cordura,

para cuidar con madurez nuestro planeta

que se encuentra sumido en infernal locura.


-------------------------------------------------

Autor del Poema: Jorge Horacio Richino

Todos los derechos reservados.

-------------------------------------------------

Poema simultáneamente publicado en:


------------------------------------------------


Publicado por Gheoaleg @ 0:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios