Jueves, 11 de abril de 2013

Los consejos que van pasando de boca en boca no detentan una absoluta seguridad en lo que sus temas refieren para que se los considere verdaderamente efectivos. Son experiencias históricas (lejanas o próximas) lanzadas al conocimiento general de las gentes por personas o grupos de ellas que han (hipotéticamente) investigado sobre determinadas cuestiones.

No hay que hacer mucho caso de estos consejos o reglas, preestablecidos, si no se investiga a fondo cada tema o bien se trata de reunir la mayor cantidad de información posible sobre la cuestión que ocupa nuestro interés.

Consejo final: Saquen, si es posible, vuestras propias conclusiones en cada asunto que tengan que resolver o poner en marcha, antes que ajustarse a normas que se repiten de boca en boca por una cuestión de comodidad. 

Utilicen la cabeza para pensar.


Jorge Horacio Richino.


Publicado por Gheoaleg @ 15:33
Comentarios (0)  | Enviar