Mi?rcoles, 09 de octubre de 2013

Es bastante frecuente observar que muchas actrices, en sus últimos años, terminen su vida en soledad.

Ésto no es tan sólo por la pérdida de sus parejas, sino porque es común que a esa altura de la vida muy pocos hombres puedan convivir con este tipo de personalidad; es decir la que se va forjando en la mentalidad de dichas artistas, adoptando estilos de vida que resultan de muy poco agrado para los hombres en general.

Lo que se cree que detectan los hombres en estas mujeres, es que han llevado una vida muy libre (característica común en todos los artistas) y es casi una regla general que al varón no le agrade forjar una relación que puede resultar en una gran conflicto.

No se da en todos los casos pero es muy común que esto suceda a pesar de que las causas pudieran ser de otra índole diferente a las que se esbozan -escuetamente- en este artículo.


Publicado por Gheoaleg @ 13:23
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Alberto Mario
Jueves, 27 de marzo de 2014 | 4:15

ES verdad absoluta lo que Ud. expresa aqui, sin embargo, hay muchas, quizas las de antes, que han tolerado engaños de sus maridos famosos artistas y sinembargo siguen juntos.

Igualmente en épocas actuales cómo la mediática Nazarena Velez, siempre acompañada y mire que final tuvo "el pobre, ó no!" pues tuvo varias estafas etc. 

de todos modos, él no está más y ella siempre acompañada.

Nicole Neuman, Luli Salazar Jesica Sirio, Wnda Nara, Liz Solari, y muchas otras más siempre encuentran hombres que no tienen reparo en tenerlas a su lado y hasta en su vida pública.

Asi es el amor,  cultivarlo  en la vida,  entregarse, para brindarlo hacia el otro, dejando de lado huellas de historias  anteriores a nosotros ó rencillas de ambos, que ninguno es santo, ni perfectamente tallado. 

Que opina al respecto, Sr.?

Me gustan mucho sus blogs.

Gracias y muchos saludos para Ud.

Alberto Mario.

Publicado por Gheoaleg
Mi?rcoles, 02 de abril de 2014 | 12:33

Me parece correcta su exposición, Sr, Mario!

Mi comentario fue una reflexión que surgió en mi, seguramente motivada por cuestiones que veía a través de los medios en el momento que edité el artículo.

En el presente no tengo otra conclusión para agregar sobre el particular.

Espero también no haber lastimado la susceptibilidad de ninguna dama que se pudiera encontar en la situación a que hago referencia.

Por otro lado se trata de la opinión de una persona (en este caso quien suscribe) y nada más que eso.

Le envío un cordial saludo y agradezco su visita, como su muy criterioso comentario!

Atte. El Administrador (Jorge).