Martes, 04 de septiembre de 2007



Me fui llorando tus lágrimas
 que no podía comprender,
 que me hablaban de algo grave entre nosotros.
 

 Me fui llorando tus lágrimas
 tan inexplicables...tan sentidas,
 y tan extrañas para la ocasión.
 

 Me fui llorando tus lágrimas
 que caían como gotas de mercurio
 sobre mi corazón que alguna vez fuera de oro para ti.
 

 Me fui llorando tus lágrimas
 que quedaron en mi pañuelo
 como último vestigio del ser que signó mi vida.
 

 Me fui llorando tus lágrimas
 que aún debía interpretar
 y que me confundían en el preciso instante de tu llanto.
 

 Me fui llorando tus lágrimas
 para poder entender más fríamente
 si era cierto lo que comenzaba a intuir.

 
 Me fui llorando tus lágrimas
 que no afirmaban en concreto su causa,
 pero daban a entender lo que te estaba ocurriendo.
 

 Me fui llorando tus lágrimas
 -que aunque ya no brotan de tus ojos-
 continúan inundando mi vida
 que perece en un salado mar
 que antes besaba mi playa
 y hoy me arrastra hacia la tempestad.



Autor: Jorge Horacio Richino - En Buenos Aires a los ocho días del mes de agosto de 2007 - Todos los derechos reservados.


Tags: Llorando tus lágrimas

Publicado por Gheoaleg @ 2:17
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios